Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de abril, 2012

La culpa: la ignorancia

Cuando las cosas van mal, todo el mundo mira a su alrededor para echarle la culpa a alguien de lo que le está pasando. El gobierno de turno es ideal para acusarlo de todos los males y suele ser así o por lo menos el grado de responsabilidad es alto. Otras veces la culpa es de los que son considerados unos privilegiados: los diputados o senadores, los funcionarios, en general, (lean si no, esta noticia de ayer: http://www.diariosur.es/v/20120429/malaga/privilegios-funcionarios-revision-20120429.html) o los profesores, en particular. Las vacaciones de estos últimos es causa de envidia e incomprensión por parte de la mayoría desde siempre, pero como en cualquier otro tema solo conocemos lo que nos roza, lo demás es fácil de criticar porque la ignorancia provoca la claridad. Cuanto más sabemos de algo, más desconocemos. "Solo sé que no sé nada" se supone que dijo más o menos Sócrates, recuerden. Este dicho se trasforma en la vida diaria en sé de todo gracias a que ignoro casi to…

14 de abril

Será casualidad, pero hoy 14 de abril, octogésimo primer aniversario de la proclamación de la Segunda República española, Juan Carlos I se ha roto la cadera demostrando que, aunque sea de sangre azul, es humano y está mayor. Ante todo aclaro que siento un enorme respeto por el Rey y sobre todo por su actuación en ciertos momentos de nuestra Historia reciente, sin embargo, creo que sería lógico pensar en la jubilación y en que los tiempos han cambiando, que los yernos son demasiado humanos y que los nietos también peligran.
¿No es lógico en el siglo XXI plantear algunos cambios en el funcionamiento de la Jefatura del Estado? El machismo de la Monarquía y la lotería de la sucesión son algunos motivos. No todos los hijos están capacitados para realizar la misma actividad que sus padres por mucho que hayan sido preparados para ello. Conozco muchos casos en los que una empresa determinada ha tenido una rentabilidad envidiable y, sin embargo, al pasar a manos de sus herederos ha caído en pic…

Escepticismo

El escepticismo es el desacuerdo con lo que se afirma como verdadero. Copérnico y el heliocentrismo son una prueba de a qué nos puede llevar este pensamiento y lo damos por bienvenido. Sin embargo, no todo vale. En esta época de crisis económica y por ello de escepticismo generalizado, hay ciertos personajes que se animan a decir todo lo que piensan con las consecuencias que los procesos mentales de distinto origen pueden provocar en el discurrir del Universo. Recordemos, por ejemplo, que por culpa de otra crisis económica y de las ideas de un tal Adolf Hitler el mundo tuvo algunos problemas hace solo unas décadas.
Esperanza Aguirre propone eliminar las principales competencias de las comunidades autónomas e incluso los parlamentos regionales para evitar que gasten. No sé si se trata de una medida sesuda para aumentar el paro o para quedar bien con esa corriente de pensamiento que se extiende por todas partes como una sustancia viscosa y pegajosa contra todo lo público: la sanidad, lo…

Poner en la picota

Según el diccionario etimológico de J. Corominas, picota es una palabra documentada ya hacia 1400, derivada probablemente de pico y esta a su vez de picar "en el sentido de punta, porque las cabezas de los ajusticiados se clavaban en la punta de la picota" siempre con ánimo evidente de escarmiento. La expresión poner en la picota tiene realmente un significado menos violento pero contundente, se trataría de denunciar públicamente los errores o faltas de alguien. Esta facultad del ser humano tiene en nuestra sociedad un reconocimiento sin igual. Por ejemplo, cualquier político o sindicalista se pone inmediatamente en la picota por el solo hecho de manifestarse como tal. Los medios de comunicación los colocan "decapitados" al instante para que puedan ser automáticamente insultados, denigrados y pisoteados por cualquiera que los nombre. Que quede claro que algunos no necesitan la ayuda de nadie para merecerlo, sin embargo pienso que muchos medios se exceden. Véase, si…