Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2012

Basura

El origen de la palabra "basura" lo encontramos en el latín vulgar, en la palabra VERSURA 'acción de barrer', derivada de VERRERE (participio de VERSUS). Es una palabra documentada, según el Breve Diccionario Etimológico de la Lengua Castellana de Corominas, hacia 1155 y es también la palabra que me persigue desde hace unas semanas.
No sé si es porque voy mirando últimamente hacia el suelo, debido a mi pesimismo actual, por lo que solo veo basura. Las calles sucias, manchadas; las papeleras repletas; los contenedores llenos de envases, latas, cartones sin que el Ayuntamiento los recoja.
Y me pregunto por qué está todo tan sucio, por qué hay tantos chicles adheridos a las aceras, por qué sigo el rastro de la basura por la ciudad.
El otro día vinieron a mi calle a regar. Para una vez que limpian al año tuvieron que empezar a las ocho de la mañana rascando los chicles pegados en la acera. Mi calle es corta y poco transitada pero la cantidad de chicles era incalculable. S…

¿Dónde está mi dinero?

Cuando uno paga algo, te puede parecer caro, barato, un chollo o simplemente el precio justo, sin embargo, si te lo quitan, te parece un robo. De pequeño me atracaron algunas veces, creo que era una pieza fácil e inocente: me quitaron una cazadora, una medalla... Yo me contentaba con que no me pasara nada físico: un golpe, un navajazo, lo típico. Ahora es más difícil que me asalten por la calle, no porque sea más valiente ni tenga aspecto agresivo, sino porque con los años se va imponiendo respeto por las canas y poco a poco atrae uno menos la atención y el interés del ladrón, hasta que seamos ancianos y se cierre el círculo.
Hay otras formas de hurto, evidentemente más sutiles pero que te dejan también la cara de tonto típica de la víctima. Recientemente, me he sentido "estafado" por algunos rateros impersonales. Mi banco, que incluso me pidió la firma para ratificar su usura y que yo rubriqué con alegría y pensando estúpidamente que la entidad bancaria se preocupaba por mi…

Libros, libros, libros...

En mi familia, con mi hermana, tenemos varias veces, de forma fingida evidentemente, una discusión que nos ha provocado siempre la risa. La empiezo normalmente asegurando que Martín Caparrós soy yo, mientras que mi hermana disputa con la afirmación de que Martín Caparrós es ella: un verdadero diálogo de besugos. Hace unos años descubrí que ninguno tenía razón, que había un argentino, escritor y periodista, que nos ganaba en google por lo menos.
Mi descubrimiento de este autor se produjo cuando, de una manera narcisista, busqué mis apellidos en internet y me encontré con el bonaerense.
Al recibir este autor el XXIX Premio Herralde de Novela, me sentí un poco reconocido también, un poco más tocayo. Los Living es una novela curiosa y su narración es fluida y densa, divertida y dramática. Quizás haya que esperar demasiado hasta llegar a lo más interesante. Aunque la trama está demasiado enredada con la muerte, el mensaje que me ha quedado es de optimismo, de disfrute del momento, carpe di…