Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de abril, 2011

Foto de familia: diez años

Hace ahora diez años de la publicación de mi primera novela, Foto de familia. Evidentemente a estas alturas debo criticarla, es lo normal. Con el paso de los años todo envejece y siempre creemos que lo que hoy por hoy somos es mejor que lo anterior, es la evolución a fin de cuentas. Pero en mi recuerdo sobre aquella publicación se mezclan distintas sensaciones. Yo era otro, evidentemente y escribía otras cosas y de diferente manera, sin embargo, el fondo es el mismo: la necesidad de narrar lo que se me pasa por la cabeza, lo que en un momento determinado deseo expresar. De todas formas la sensación de publicar una novela sí ha cambiado, era la primera y hasta aquel momento todo ese mundo parecía imposible que se pudiera cruzar con el mío. Pero así fue. Sin esta novela no hubiera habido otras. Sin embargo, arrastraba aún lastres irrenunciables. No es una novela autobiográfica pero es la que más lleva de mi propia vida. Poco a poco, narración tras narración me voy liberando de mis deud…

LECTURA CURIOSA: El loro de Flaubert

Hace tiempo que la influencia de las críticas de otros lectores, manuales o la de las revistas de literatura me afectan poco ya. Llegado a un punto me decido a leer algo por intuición, es decir, casi al azar. Unas veces se acierta otras no. Ahora busco lecturas distintas a lo que he leído antes. Estoy cansado de clásicos y best sellers y odio todo lo que no se puede expresar en menos de trescientas páginas. Lo último que he leído es El loro de Flaubert de Julian Barnes. Ya había disfrutado con Arthur & Clarke y no digo que fuese el libro que más me haya gustado, pero cumplió un objetivo doble: sorprenderme y ayudarme a descubrir a Arthur Conan Doyle como escritor y ser humano, y no como el creador de Sherlock Holmes. Con El loro de Flaubert me ha pasado lo mismo, pero su lectura me ha decepcionado. Una cosa es sorprender y otra dejarme con ganas de algo más. Tiene capítulos magníficos y originales como "El bestiario de Flaubert" y es tremenda la crítica a los lectores en…

BUDAPEST

Esta mañana, mientras desayunaba a la española: mollete con aceite, estuve viendo un informe semanal antiguo sobre la desaparición del Pacto de Varsovia. Entre las imágenes que más me llamaron la atención destacaré la vista desde Pest del parlamento húngaro, a la otra orilla del Danubio. Me vino a la cabeza la visita que hice a la capital magiar en el verano de 2004. El edificio de informe semanal era más joven que el de mis recuerdos y sin embargo en televisión parecía una ciudad más gastada que la de mi memoria. El mismo parlamento era más oscuro que el que yo visité años después.
Una mañana de las que pasé en Budapest, la perla del Danubio, estuvimos recorriendo algunos barrios burgueses guiados por un húngaro con gran parecido físico a Karl Marx. En cambio, durante todo el recorrido, adornado por sus comentarios cargados de sarcasmo centroeuropeo, descubrimos que odiaba el marxismo o más bien a los soviéticos.
En mi mente confundo algunas veces la cara del guía con la del potente …

Presentación

Llevo bastante tiempo pensando en crear mi propio blog. Más que una necesidad siento que es una obligación. Vivir fuera de este mundo de blogueros y redes sociales resulta bastante difícil en estos tiempos. Parece, entonces, que no existes.
Por tanto, hago coincidir este blog personal con la publicación de mi tercera novela. Ya está en proceso de impresión y en breve podrán disfrutar con ella o eso espero.
Se trata de una novela ambientada en Málaga, en el siglo XIX. Intento contar una historia: la de su protagonista, un periodista local, pero al mismo tiempo pretendo repasar aquella época: unos años de utopía, caos y necesidad de cambios radicales que normalmente se frustraron. Es realmente un periodo de ilusiones mal digeridas.
Se llama El cráneo de la Araña. Cuando ya esté en el mercado, informaré un poco más sobre su proceso de creación.
Aparte de hablar de mis libros, pretendo expresar mi opinión sobre otras lecturas o hechos que me resulten interesantes. Espero que el propio blo…