Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio, 2011

Presentaciones

Con menos de un día de diferencia tuvieron lugar los actos de presentación de dos libros. En el primero, el de A estas alturas, yo estaba entre el público; en el segundo, El cráneo de la Araña, tras el micrófono. En los dos, Ángel Montilla habló con distinta careta: como poeta y como presentador. Fue una semana mágica y emocionante. Mientras que esperábamos que terminaran de llegar los asistentes a la presentación de mi novela entró el verano y dos días después fue la noche de San Juan. Un halo especial marcó toda la semana pasada. Como esperaba, la presentación de A estas alturas, fue original y amena. En una terraza atestada, escuché los poemas de Ángel Montilla como siempre, con admiración y a la espera de su ingenio. La música: saxo, guitarras y maracas, le dio un toque especial, convirtiendo el acto en un espectáculo fantástico. La presentación de El cráneo de la Araña fue más tranquila, pero no falta de emoción. Tengo que agradecer el interés y la amabilidad de los que asistiero…

A estas alturas

Hace ocho años se publicó el libro de poemas Múltiplos de uno de Ángel L. Montilla Martos en la colección Puerta del Mar del Servicio de Publicaciones de la Diputación de Málaga (CEDMA). El proceso de creación del libro lo conocí de primera mano a través de las conversaciones que compartíamos ambos por aquellos años en el recorrido en coche desde Málaga hasta nuestro lugar común de trabajo. Conozco más poetas, pero Ángel es de carne y hueso, otros creen volar por encima de sí mismos. Recuerdo que, al tener el libro en mis manos, comprendí que una cosa era leer un borrador o escuchar lo que eran los haikus mientras se cruza el puente del Guadalhorce y otra poder saborearlo de una punta a otra varias veces como algo editado. Ahora lo tengo otra vez sobre la mesa y releo con admiración: "Dos soldados conversan en el bajo vientre del caballo de Troya" o "Consagración del invierno". El lunes Ángel presenta su nuevo libro, A estas alturas, publicado también con la Editor…

Sobre las asambleas

En la antigua Atenas se articuló la democracia directa a través de la Asamblea (Ekklesia) en la que participaban todos los habitantes que tenían derecho (se excluía a mujeres y extranjeros). Existían instituciones, como el Consejo o los Tribunales, cuyos miembros se seleccionaban mediante sorteo y siguiendo el principio de rotación en los cargos. Este modelo ha sido valorado por muchas corrientes políticas como el prototipo de la democracia y se parece a lo que estamos viendo en muchas plazas principales del país.
La experiencia se ha repetido en distintos periodos y países, por ejemplo en la Roma republicana o en las comunas medievales islandesas.
No hay nada nuevo.
Durante la campaña electoral, cuando todo empezó, era difícil no mostrarse de acuerdo. Se trataba de gente que sale a la calle de manera espontánea a decir que sí le interesa lo que ocurre en su país o en el mundo, pero que no confían en los políticos ni en el sistema y que desean denunciar a los culpables de la crisis y…